Antes que nada, ¿por qué deberías apostar por el liderazgo ágil?

La incertidumbre y elevado nivel de cambios de la vida actual, ha llevado a las organizaciones a reconocer que el desarrollo de la cultura ágil y los principios del liderazgo ágil requerido por esta, ya no son una opción, sino que son competencias claves para el desarrollo organizacional y para implementar una mentalidad de crecimiento basada en:

  1. Creación de valor al cliente
  2. Desarrollar el espíritu creativo y autogestionado del equipo para, finalmente,
  3. Comprometer a cada uno de los colaboradores en el desarrollo del mindset necesario para transitar de la gestión tradicional a uno basado en metodologías ágiles.


Alcanzar la agilidad en tu empresa comienza con un buen liderazgo. Como líder, tienes que ser adaptable (ágil) en la forma en que se toman las decisiones, en la manera en que acompañas e impulsas el desarrollo de los colaboradores, en expandir los límites de su propio crecimiento y en la manera en que se crea valor a los clientes bajo condiciones de cambio acelerado. Esto ayudará a marcar la pauta de tu equipo y a que desarrollen las actitudes propias de los equipos ágiles (colaboración, multidimensionalidad y autogestión).


Para ser un líder ágil, también debes ser un colaborador, trabajando estrechamente con tu equipo para ayudarles a tener éxito y buenos resultados. Comprométete con ellos para desarrollar empoderamiento de cada uno, así como aprender a dar y recibir feedback para obtener comentarios y ayudarles a mejorar su agilidad.

¿Qué es el Liderazgo ágil?

El liderazgo ágil se centra en la adaptabilidad para desarrollar innovación. Un líder ágil puede dirigir eficazmente en condiciones de cambio e incertidumbre, y es capaz de inspirar y alinear a su equipo con los objetivos de la organización.


El estilo de liderazgo ágil, es eficaz porque desarrolla la habilidad de liderar efectivamente bajo condiciones de cambio e incertidumbre, obteniendo lo mejor de cada persona por medio de la motivación, desarrollo de sus cualidades y el uso de nuevas herramientas propias del mindset ágil.

¿Cómo alcanzar un liderazgo ágil?

El liderazgo ágil es un término utilizado en el mundo empresarial para describir un determinado estilo de gestión. Los líderes ágiles son colaboradores eficaces que involucran a su equipo y les ayudan a ser ágiles (adaptativos ante el ambiente turbulento y cambiante de los negocios).


Esto ayuda a reducir la insatisfacción laboral, aumentar la productividad, desarrollar un ambiente empático, más inclusivo y que promueve el desarrollo de equipos ágiles..


Hay muchas teorías diferentes sobre cómo lograr un liderazgo ágil, pero el camino para desarrollarlo empieza por el autoliderazgo en el desarrollo de las nuevas competencias que separan al líder ágil vs buen líder.


El autoliderazgo se desarrolla con herramientas de neurocoaching y el entendimiento de la ciencia que ha revolucionado a la administración (neuroliderazgo). Debemos cambiar la creencia de que los líderes deben trabajar en base a recetas aplicables a todos los trabajadores, sino desde el desarrollo de técnicas y conceptos aplicables a cada colaborador, utilizando, en el proceso, altos niveles de inteligencia emocional propia y de sus equipos.



El neuroliderazgo se centra en la ciencia que estudia el desarrollo del cerebro que subyace al liderazgo eficaz, mientras que el autoliderazgo hace hincapié en la importancia de liderar desde dentro, reconociendo la dificultad de acompañar a otros si no posees la capacidad de desarrollar tus propias competencias en el ámbito laboral y personal.


Tanto la teoría del neuroliderazgo como la del autoliderazgo sugieren que los líderes ágiles deben ser conscientes de sus propios prejuicios y conformaciones mentales para entender el contexto actual, para promover el cambio en su equipo y tener las necesidades del cliente al centro de su que hacer, estando en contacto con la realidad, en un entorno laboral que promueve la felicidad sin perder productividad.


Lo más importante para los líderes ágiles es ser conscientes de las necesidades siempre cambiantes del entorno, de los clientes y de su equipo. Para escucharlos y ser flexibles en su enfoque. Al estar abiertos a nuevas ideas y formas de trabajar, podrás reconocer el talento, crear un ambiente en que tu equipo pueda prosperar y afectar a todos los niveles de la organización.

Liderazgo ágil: La clave para innovar de manera efectiva

El liderazgo ágil es la clave de la innovación eficaz. Si entendemos la agilidad como la capacidad de generar adaptabilidad, es fácil observar que es un requisito fundamental para la innovación.


Los líderes ágiles y adaptables son capaces de involucrar a su equipo y guiarlo hacia el éxito. El empleado se transforma en un colaborador que tiene la capacidad de dirigir y guiar al equipo en aspectos que sean de su área de expertise, o cuando menos proponer sugerencias que el líder podrá adaptar posteriormente en conjunto con el equipo.


Ya existen ejemplos de líderes tradicionales que han desarrollado las competencias necesarias para transformarse el líderes ágile, a sus equipos en creadores de valor y responder a las expectativas que los clientes, la organización y el entorno tiene para cada uno de nosotros.


Si quieres saber más de este tema, comunícate con nosotros en info@innovaagile.com